24 enero, 2012

Algunas Notas




ALGUNAS NOTAS


v  

PENSAMIENTOS

Viernes 16 De Agosto, 1985
No sé lo que me pasa siento el nudo cada vez más grande en mi garganta y noto  la llegada de la derrota. ¿Por qué he de sentirme así?
Estoy convencido que todo está en mi mente y que no debo de preocuparme, no debo desesperarme y sucumbir antes de luchar, pero este sentimiento me agobia, me trastorna; si supiese al menos lo que pasa por su cabeza, sus pensamientos, tendría la seguridad para mis actos, siento un gran miedo al fracaso.
No he de fracasar y si es así, no será sin haber dado la lucha, no creo en mi derrota, no creo en el límite, no creo.
Creo en el poder, en la fortaleza de la mente y  que cada hombre tiene toda la capacidad de lograr todo en su vida, no tenemos limites, nos toca luchar y solo tener determinación.
Daré mi intento espero ser correspondido…

 Jueves 22 De Agosto, 1985
La fe que creía tener y que en mí albergaba, de un momento a otro y  con la más cruel manera se desvaneció. Son ya las 2 y 7 de la madrugada, no puedo dormir, es la tercera noche que me ocurre lo mismo, maldita sea, no debí  ir ese día a enfrentarme a mi más grande temor.
Me siento mal, verdaderamente mal, la rabia me carcome el interior, mis viseras están a punto de reventar, mi cabeza me da vueltas, no puedo quedarme un día más en este lugar, por donde mire la recuerdo, su imagen esta tatuada en mi mente, no sé si alejándome se disipara, borrara, se esfumara, tanto deseo olvidar que preferiría nunca a verla conocido.

Viernes 23 De Agosto, 1985
En la mañana me levante, no muy bien, después de haber retomado el sueño a las tres de la madrugada, temprano después del alba, tome mis cuadros, utensilios y me fui…
Soy un embase vacio, tan frágil que con un simple toque me pulverizaría, como polvo de diamantes, no puedo soportar más, hoy desee la muerte, la invite, cerré los ojos para así ella pudiera hacer su trabajo pero nada paso. La lucidez volvió, me levanté de entre el suelo.
Mi viaje con lluvia, era como mis lagrimas que no podía brotar de mis ojos, pero el cielo se encargaba de desaguar mis penas de alguna manera, estoy marcado por la desdicha, no puedo ser un virtuoso y tener el amor a la vez, es mi castigo por el don recibido, no puedo amar, no me pueden amar.

DÍAS DESPUES
ALGUN DIA DE SETIEMBRE
Soy un alma que divaga por el mundo de los vivos, llenos de amor, felicidad, en la tarde en mi último viaje recorrí un camino serpenteante, junto a la falda del cerro, en un carro que me trasladaba junto con otras personas, de pronto apareció un camión de la otra vía, en un momento a otro viro a nuestro carril y nos embistió, la muerte vino por mí, le daba termino a mi soledad, a mi pena, dolor, agonía, a mi intento de fuga.
Todo era vivido, pero al parpadeo de los ojos, solo vi el camión pasar alado nuestro, prosiguiendo su camino, solo fue un sueño, el camino de la serpiente tenía grandes curvas, de alguna manera rezaba para que alguna de ellas apareciese un camión, una roca desprendida del cerro, un obstáculo y así poder morir.
Que desagradable era mi egoísmo, sin mirar ni pensar en las demás personas que me acompañaban en ese pequeño viaje, pero yo ciego en mi desesperación no consideraba nada ni a nadie y quería embarcar a personas inocentes en un viaje, en mi viaje y poner fin a todo.
Me voy por la senda de la oscuridad, veo y nadie ve lo que mis ojos perciben, es el manto que me envuelve.

TRASLADÁNDOME, PERDIÉNDOME

Martes 24 de setiembre, 1985
Pase el frio invierno, pero ahora ese vacío en mi pecho me absorbe desde dentro, siento la presión que ejerce en mi y duele, duele más que cual quiera otra cosa física, esta sensación embarga y no se calma con ningún remedio, solo la muerte pondría fin a este sentimiento, nada puede hacer la voluntad y fuerza humana para salvarme, recurrir a la divinidad, a la santidad, al  ser puro del dios que todos respetamos y tememos, será con él , el que me calme todo lo que llevo dentro, y como hacerlo, si mal es el estar vacio, el hueco dentro mío, lleno de tinieblas…
Sueño cada instante que muero: cruzando la calle y que un carro me arrolla, que sufro un infarto fulminante, me ahogo mientras duermo, que el auto cae al precipicio, que se me quema la casa, que soy atacado por una bestia salvaje, que me da una enfermedad incurable, que la muerte es el único camino en mi vida. 
Soy cobarde, o valiente, no sabría como catalogarme, cobarde en no suicidarme, cobarde en solo pensar en la muerte, y las infinidades de formas en las que me llevarían hacia el último tramo del existir que es el conocer a la muerte en sí.
Valiente, al no dejarme tentar por vil acto de auto eliminarme, valiente acaso por seguir viviendo con la pena de tener una vida inútil, frustrada, sin amor.

CONSUELO:
MUERTE Y SOLEDAD

Miércoles 9 de octubre, 1985
Me entrego a la eterna soledad, la que no te abandona y siempre está ahí,  entro en las sombras para que en este momento más agobiante y penoso me cubra en su manto de invisibilidad y  me arrastre al lugar más seguro.
De la muerte ni que decir siempre prima de la soledad, de la que bastante tuve de ella, la que desee en mi estado primario de desesperación; DEJAR DE SER y ESTAR SOLO, esa muerte que buscaba para que me llevase al más allá, mas tanto la soledad, que en su largo trajín de lo desolador, no busca tal arrebato de la vida que desprecio, deja a la criatura que en un momento de ultraje por la vida y el entorno, pueda notar su camino de regreso, no es como la sombra que se presta para cualquiera y que te cubre y en sus entrañas la muerte haga su trabajo con toda destreza y consuma la vida, la cual nunca hizo conmigo, al parecer su deleite era el verme sufrir.
La soledad me mostrara que mas allá de sus terruños encontrare a la alegría, hermana purísima de la felicidad... un  fin a llegar.
Te abre los brazos te coge en su seno, no buscando el destierro de lo que nos llenaría de plenitud, nos nutre con lo bello de existir en un plano real y único, pasaran los años que deban pasar y al final de la larga vida se podrá invitar a la muerte con gusto y esta cumplirá con su misión a cabalidad, no con cólera, ni amargura, solo con el deseo de servir al ser que abandona el mundo de los seres con vida.

RENACER

Domingo 16 De Agosto, 1987
Un día con mucha fiebre alucine o en realidad apareció un ángel y me dijo: hijo ya habéis sufrido mucho, ya no mereces eso, eres especial, tienes un don se responsable con él, crea, maravilla a este mundo pobre, triste y falto de amor.
Yo conteste: Pero señor como quiere que maraville al mundo si yo no sé qué es ser correspondido, que sea amado, tener a alguien con quien y para quien dar la vida, sin pena, ni amargura, ni reproche. Señor mi don, su don. Mis manos están atadas.
Pobre de ti hijo, te dejaste vencer, moriste en realidad, fuiste débil y el diablo te poseyó todo este tiempo, no viste que podías hacer mucho, que la gente te amaba, pero tu huías, escondías, rechazabas y terminaste sin esperanza, sin fe. Hoy renacerás, hoy aprenderás a ver con tus ojos y no con los del mal, percibirás el amor y brindaras más amor para que todo sea más justo. Hijo levántate que ya es hora, deja todo, despréndete de todo el veneno que está dentro tuyo, yo te doy la cura y la fortaleza.
Me quema, señor.
Tienes fe y espíritu que duerme pero esa llama que nunca se apago dentro de ti volverá a arder como nunca, iluminara tu interior y purificara tu corazón, tú déjala, déjala aflorar. Tu vida volverá, vive, ya lo sentirás.


EL ÁNGEL DE LA MUERTE
20 De Agosto, 1987
No sé si sintieron alguna vez el aire cálido que entra en el ser al momento de su primera bocanada, pero cada noche sueño que abro los ojos, noto una luz blanca segadora, pronto abro la boca, siento algo entrar en mi, tan caliente que mi grito llena la habitación, luego soy llevado a un lugar extraño, entonces me despierto, mis ojos me arden, la garganta irritada, como si el grito de mi sueño hubiese dejado una secuela en la realidad, alguna vez tuve un sueño así, sospecho que fue mi nacimiento, mi fe, mi espíritu entrando por la garganta e instalándose en mi interior para nunca dejarme, para nunca extirgirse, para ser mi salvavidas.



RENACER

El anhelo de vivir,
Nace en un día de tinieblas.
El anhelo por existir Ilumina mi ser,
Pues viví  y volveré a vivir.

Las campanadas suenan en las torres de piedra,
Dando mi bienvenida con este nuevo amanecer.

Llego nuevamente,
El milagro me permite,
Me permite sentir,
Sentir la calidez,
El ángel me trae,
El servidor de vida,

Me conduce para mi destino,
Ángel de vida,
Ángel de luz,
Ángel de amor.

Eternamente de estaré agradecido.


EL ANGEL DE LA VIDA

Hijo, maravíllate de la vida,
Disfruta a plenitud,
Pues yo soy el Ángel de la vida.

El dador del elixir de la mortalidad en la tierra,
Nace, Crece, Desarróllate.

Maravíllate de la vida
Disfruta a plenitud.

Muchas cosas te son ocultas,
Ten luz en tus ojos para descubrirlas.

Ten fe
Fortaleza
Nobleza
Amor.

Pues yo soy un Ángel que trae vida.


EL ÁNGEL DE LA MUERTE

Pues yo soy el Ángel de la vida;
Pero,
También soy el Ángel de la muerte.

No temáis hijo
Vive a plenitud
Vive sin miedos
Vive con paz

Soy el Ángel que te trae y te lleva.

Soy tu amigo, sufro por tus penas
Penas nacidas en este mundo de humanos.

Soy el Ángel de la muerte,
Pero no puedo dar muerte a tus sufrimientos.

Penurias
Agonías
Sufrimientos
Injusticias
Perdidas

Acógete al amor divino,  lo sana y cura todo,

Ten fe.

Soy el Ángel de la muerte
Y 
Te llevare a la eternidad.

Tengo pluma y tinta para escribir, cuando ya no tenga nada; ese día caerán mis lagrimas, por fin Caerán...

12 enero, 2012

Nueva Vida



El
 tiempo pasa , pasa que ni cuenta nos damos, solo los marcados por años, los que tratamos de recordar metiendo momentos llenos de algo, el tiempo se para cuando somos marcados para toda la vida con algo , algo especial, un amor, un nacimiento, una muerte...  dulces y amargas.


Nueva vida la que podemos tener, son una canción de fondo para acompañar una linda amistad, una linda relación, mirando un horizonte compartido, un horizonte eterno.

2012 Bienvenido.

12/01/12   :D