08 diciembre, 2012

Proceso de CARETA


Todo  comenzó con unos trazos en una hoja de una vieja libreta, no sabia que hacer pero si que quería crear algo, luego de ver se formo como el medio rostro de un payaso, luego de eso se quedo por mucho tiempo  olvidado entre las demás hojas, luego vino un día el cual estaba interesado por pinta en oleo, y entonce la vieja   libreta y arranque la hoja, pero la volví a dejar,  luego de años y de pintar otros cuadros me decidí que este era su momento, era mi momento de quitarme un deseo de hace tantos años, mi primera idea fue  pintar en oleo y solo usar el blanco y negro con semitonos grises, pero cuando hice el borrador en  u cuarto de cartulina y lo pinte con temperas no fue en blanco con trazos negros , sino que le puse color y quedo como en la segunda imagen, luego paso un tiempo, pero decidido estaba ya de pintar en oleo, desde el 2005  creo o por esos años en que se creo en simple hoja de papel luego de tantos años tenia la obligación de plasmarla en lienzo, era junio del 2012 y tenia todo preparado, pero el trabajo me llamo y lo deje en  blanco, paso los meses y me preguntaba cuando seria el día que comience y viendo el borrador en cartulina no estaba conforme con ese simple borrador, y así como la vida misma que uno puede crear proyectos intentos de proyectos que solo quedaran como borradores de tesis pero si tenemos la verdadera determinación pondremos empeño y lo haremos de la mejor manera.

Y bueno comencé a pintar en oleo un día de Agosto me parece  y se quedo en trazos, luego me la lleve a la ciudad de Ilo para terminarla, pero no se pudo, de regreso en casa en octubre la miraba a medias quería algo mejor que el borrador y aquí tienen podrán ver la diferencia de mi obra en un cuadro en oleo.

17 junio, 2012




El otoño se deja ver, paso por estas  calles empedradas de Arequipa, los arboles deshojan, el viendo sopla y mi cuerpo sufre.


Día tras día,  pasa el tiempo, las horas se pierden al girar el reloj...  llega  y se va. Y TODO  IGUAL. Soledad  aquí y mi musa  allá, musa con un corazón feliz y con ella también se fue mi corazón.

OTOÑO hojas caen, yo respiro, cierro los ojos y canciones suenan en mi interior....      soy tuyo  con mi mayor convicción, con la fuerza de mi corazón♫   ...Te quiero pero te llevaste la flor y me dejaste el florero; Te quiero, me dejaste las cenizas y te llevaste el cenicero,  Te quiero ....TE QUIERO IGUAL. ♪♫  se que  te quiero y te quiero de verdad...♫ 

Despierto... alfombra de tristeza al rededor, hojas desprendidas, secas y de su color. Arboles desnudos, sintiendo otoño, y preparándose para invierno....  Deseo saltar a primavera y tener una vida de verano, cálida alma, cálida alegría, quiero todo y quiero un corazón. 

Luz completa , luz radiante y portadora de vida, esa luz para todos       ...para Mi.

03 mayo, 2012

Cambio Palmario

AUTOR: Luis Llosa

Pintura en Oleo de medidas 94 cm. de altura por 70cm. de ancho.

Lleva de nombre CAMBIO PALMARIO.

NO por la palma ahí que se deja ver, sino por lo obvio que es el cambio en una persona, la atencion que tratamos de ocultar por las cosas, por todo lo relevante e irrelevante como alimentandonos de lo futil, pero que a verdades ciertas todos quieren saber de todo y no dejarse ver para no ser apuntado por un dedo juzgador. Eso por un lado, por otro todo el oleo es un conjunto de sentimientos entre mezclados y mutados, varios de ellos se perdieron y otros nacieron, siendo todo confuso y engañoso, pero si se lee literalmente se le podría decir como ya la esposa de un primo mio lo dijo, EL AMOR IMPOSIBLE, TAL VES UN AMOR PLATÓNICO, un amigo comento preguntando "AMOR O DESAMOR"
bueno fue hace tantos años que la verdad ya no recuerdo muy bien, pero se podría interpretar de esa manera, si se lee la imagen, para los ojos de cualquiera, y me incluyo podría decir al ver a un joven con los ojos cerrados como negando una realidad, una mujer llorando sangre, llorando un desamor.

Bien CAMBIO PALMARIO es una sola imagen y se debe entender así, una sola persona con varios sentimientos y estados de animo, tenemos varios momentos en nuestras vidas reflexiones que nos ayudan para mejorar en nuestro camino hacia la felicidad, aveces sufrimos por desaciertos, pero siempre estamos atentos para no caer, aunque por algún obstáculo dejamos ver algunas cosas.
significa reconocimiento, auto exposición y censura.


09 abril, 2012

COMO HOY (23/06/2011) Cronica


                                  3:33P.M.
                                                                              DÍEZ AÑOS DESPUÉS

Sábado en la tarde, aun lo recuerdo como si hubiera sido ayer; ocurrió hace una década atrás, el tiempo ha pasado de la manera más  apremiante de alguna manera, pues ya no soy el niño que en los 90   jugaba, corría y se encontraba con los amigos de infancia, el  terminar el colegio fue muy  sencillo, pues nada era debidamente complicado, como después lo hubiera deseado, pero volviendo al tema que me induce a escribir estas líneas  es que un ser humano es marcado en la vida por cosas, sucesos acontecidos que de alguna manera nos dejan una huella indeleble para toda la vida que será motivo de recordar y volver a vivirlo, cosas  tan lindas que solo el asomo del recuerdo hacen en uno lleno de alegría otras como lo dije alguna  vez  te dejan una herida que con el tiempo cicatriza pero solo esa huella hiere, aprendizaje es lo que ganamos en todo lo vivido y lo experimentado.
Sábado en la tarde, aun lo recuerdo como si hubiera sido ayer, pues es una de las cosas, de las tantas cosas que no olvidare y de seguro miles no lo olvidaran jamás y lo comentaran a su descendencia; el  terremoto  del 23 de junio del 2001, con mis escasos 14  años es una de las cosas que viví  y nunca la olvidare, de seguro lo  narrare a mi descendencia eso sí, si la tengo, en fin esa tarde del fatídico sábado 23 de junio promediando las 3 y media de la tarde, un sábado normal, como los muchos otros sábados que en ese entonces vivía pero este fue distinto, se mostro la fuerza de la naturaleza mas notoria en la cual deja a los seres humanos como simples hormigas, insignificantes que no pueden hacer nada por evitarlo, esa tarde esa bendita tarde en donde la tierra dio un sacudón.

Terminada la temporada del colegio  llego el verano, lo más agradable para un chico que se pasa la mayoría del año encerrado en un aula, las queridas vacaciones, las mismas esperadas también por el director, los profesores y los auxiliares, pasaron los días de dese stress bien disfrutadas, las vacaciones para ese año en la punta se dejaba ver el gran número de visitantes que llegaban, fenómeno que se iría acrecentando con los años, era de gran notoriedad la acogida que tenía sus playas, la tranquilidad deseada por muchos turistas, el surgimiento de nuevas discotecas; quedo atrás el lugar de diversión de las generaciones pasadas hasta los tiempos de nuestros padres la llamada “cabaña laser” pues ese verano teníamos  la discoteca “cannabis” en la avenida san Martín en una casa de adobe con techo de dos aguas, para entrar se pasaba por un pasadizo y se doblaba a la derecha ahí te encontrabas con la gente reunida animosa de diversión tenía una  ambiente acogedor, en el patio estaba el grifo o bar, el lugar más importante del establecimiento, un cuanto con un taca taca, ahí encontraba a Graciano y mi hermano en duelo de final de mundial, con  Villegas, Bedregal, D-lerva, Valdivia, carrera, Salazar, Ortiz, salinas y otros buenos amigos reunidos en ese lugar esperando el resultado para retar al ganador, recuerdo también que en día de carnavales todo el mundo comenzaba a mojar a las chicas, las cargaban y las metían en un tipo de piscina de lona que estaba por los baños, todo el mundo en ese lugar la paso desenfrenadamente, el dueño de la discoteca  llamado Carlos más conocido como “ el loco”  con su hermana muy linda por cierto de nombre Helen, su hermano Richard que se juntaba con nosotros, en el grupo denominado  LA JUNTA, mis primos amigos y adherentes formábamos un grupo de cerca de 20 personas que en tiempo de verano era una algarabía, con las conversaciones, juegos y diversión.

En ese  verano del 2001 nació otra discoteca, llamada “La kma” ubicada en la casona donde pase mis primeros años de estudio, el “jardín” donde conocí a mis amigos de infancia, lugar perteneciente a la familia llosa, otra discoteca mas apareció para la sorpresa de todos y era “la taberna de Blas” creo que una vez entre a ese lugar, también presentaron a un grupo de rock de Arequipa  llamado x dinero, en fin ese verano era el inicio de cómo serian los demás, con veraneantes que llegaban por primera vez, la playa implementándose para la acogida de todos, era todo muy bonito con su nuevo malecón, baños de calidad para las múltiples necesidades de los veraneantes que muchos solo venia por el día directos a la playa y necesitaban u lugar donde bañarse cambiarse y retornar a su punto de origen.
Un día tranquilo en casa comencé a sangrar de la nariz, evento nada resaltante si no fuere que se repetía continuamente, preferentemente  cuando dormía, ya acostumbrado en pleno sueño me despertaba sabia ya que pronto descendería mi sangre, era algo extraño así que fui a Essalud en la ciudad de Mollendo, por mis 14 años recién aun pertenecía a pediatría, que vergüenza, todas las madres con sus  bebitos y yo ahí en ese lugar esperando mi turno con el médico.

Llegando mi turno le explique mi padecimiento, ordenándome placas para ver mi nariz, en la semana  siguiente con los resultados de rayos x el médico noto el origen de mi sangrado, una de perfil desviado, y otra de cornetes inflamados, derivándome en ese momento a la ciudad de Arequipa en el policlínico de Yanahuara para la especialidad de otorrinolaringólogo era  mes de marzo y fue el inicio de mis idas y vueltas para la solución a mi derramamiento de sangre.

Era increíble paso el mes marzo, abril, mayo y ya estaba en junio; los viajes continuaban hacia la ciudad de Arequipa pues la resolución del médico era que tenía que operarme, en junio tenía una cita para fines de mes.

Un día sentado en un sillón viendo televisión, si no mas recuerdo era un anime, el hombre araña si no me es infiel la memoria con sus nuevos capítulos que seguía desde hace ya un buen tiempo,  feliz por ser sábado y no estar en clases me la pasaba la tarde entretenido en la pantalla, entonces sentí un movimiento leve. Sentí el movimiento leve y me puse en alarma, otro más fuertecito, era un temblor como muchos que ya había experimentado, pero este seguía; entonces me  pare di unos pasos más y dio un sacudón que hasta ahora recordando; ojalas nunca la vuelva vivir, el movimiento no paraba yo frente al televisor como no sabiendo que hacer o como esperando a que termine la sacudida, de pronto mi padre que durmiendo estaba se despertó y me dijo salgamos, ya otras personas también comenzaban a salir de sus casas, el movimiento aumento como nunca antes había conocido eran las 3 con 33  minutos en el momento que ocurría el terremoto; el movimiento desestabilizaba a cualquiera por tratar de no caer, los postes se movían según como toda la tierra se movía, y en un segundo vi como comenzaba a caer la pared de alado, de la casa que segundos antes salía, cayó el enorme muro de adobe hacia el lado de la calle yo estaba a unos metros más lejos del derrumbe  entonces todo termino,  ya en todo el sur de Perú vivió un terremoto que marco a toda persona que vivía en esa parte del país.

Mi pensamiento se volvo a buscar a mi hermanita que en ese instante no se encontraba en casa, gente  llorando saliendo de la parroquia y las demás casas, de pronto a lo lejos vi a mi hermanita con sus  amiguitas afuera de la casa de una de ellas con su madre.

Esos recuerdos los que evoco hoy en día es solo un testimonio de las  miles de personas que vivieron ese momento en circunstancias parecidas y otras tan impresionantes como dolorosas.  Eran ya las 4 de la tarde y las noticas sobre el hecho se escuchaban a nivel nacional e internacional, ese mismo día había un entierro, justo en la hora del evento catastrófico se estaba trasladando el féretro por una callecita del pueblo en ese instante la gente conmocionada no sabía qué hacer, el cajón en el suelo la gente se inquieto y en el segundo donde todo ocurrió, cayó una pared de ladrillos sobre una señora que estaba en la procesión, otra señora le alcanzo el pie, gente pidiendo a dios piedad a gritos, los llantos  de las personas se multiplicaron, la señora con la pared encima yacía muerta en el lugar, eso paso ese día, la policía se puso en movimiento, de pronto apareció un personaje  de chapa Pelayo que gritaba y alarmaba a toda persona de que se salía el mar que todos deberíamos ir al cerro, que el maremoto se venía por las chacras, las personas al oír eso  se desesperaban aun mas, el patrullero de la policía paso por mi calle regresando de la playa, entonces se le comunico sobre las habladurías de Pelayo siendo detenido y encarcelado por alarmar a las personas, pues no había peligro a una incursión del mar por salir, lamentablemente eso si ocurrió en la punta pero en la punta de Camaná, en donde fallecieron muchas personas y el pueblito quedo destruido.

Recorriendo el pueblo se miraban que la mayoría de casa de adobe yacía destruidas, postes derrumbados, la discoteca “cannabis, la kma y la taberna de Blas” tuvieron la misma suerte, sin fluido eléctrico las noches se pasaban a las luces de las velas y de las lámparas a querosene.

Pocos días después estaba tomando un bus para la ciudad de Arequipa pues tenía cita con el otorrino, lo que vi fue, los pueblos de la pampilla destruido, su iglesia, los demás pueblos como el arenal, la curva de igual manera, ya en la carretera rumbo a la ciudad blanca se veían las rocas desprendidas de los cerros, rocones que impedían el paso  lentamente avanzaba el bus muchas veces en un solo sentido pues el otro carril estaba totalmente bloqueado o  peor aun destruido con el desprendimiento de su base, se dejaba notar tal magnito del terremoto.

DÍAS DESPUÉS

Con la mayoría de las casas construidas con adobe destruidas, los pobladores no tenían donde dormir, pues es así como defensa civil se desplazo a las zonas de desastre, el servicio trabajaba como podía con gente pesimamente capacitada que dejaba ver la falta de preparación para tales eventos, de una u otra manera la gente se organizaba, de pronto, constantes eran los temblores que en un artículo leí llegaron a los 1200 que oscilaban de 2 a 4 grados Richter, pero uno a los pocos días hizo temer lo peor a eso de las 8:53 hs de la mañana del día 5 de julio puso en alarma a toda la población, pues el mar estaba bravo, los pobladores de catas(destruido en un 95%) comenzaba nuevamente su éxodo hacia el cerro bandurrias, la gente con el temor de un maremoto(tsunami) comenzó a pernoctar en el cerro, recordando el maremoto que años  atrás azoto a la zona de la punta de bombón, yo por mi parte dormía en mi cama bien tranquilo, pero ese día pernote en la intemperie con un frio que aun recuerdo, pasaron los días y se miraba toda una nueva población en el cerro que aumento con el 3er sismo de consideración esta vez fue el 7 de julio a las 4:38 hs. La noche anterior con mi primo decidimos quedarnos en la casa de nuestros abuelos, durmiendo tranquilamente el movimiento nos despertó, como pudimos bajamos al primer piso, el movimiento seguía, como sea llegamos a la huertita de mi abuela y ahí agarrados pasamos el sacudón era como si uno estuviera en el mar surfeando, la tierra se ondulaba como si fuera agua, el ruido del sismo hacia predecir que volvería a arremeter más fuerte que la primera vez, todo quedo en un susto salimos a la calle y ahí se encontraban mis abuelos, toda la gente que aun estaba en el pueblo salían de sus  casas alarmados.
La ayuda internacional llegaba en camiones repletos con víveres, muchos de ellos se dirigían sin parada alguna hacia catas pueblo fantasma ya pasada las 6 de la tarde hora donde todo el mundo se dirigía al cerro bandurrias, yo personalmente nunca pase una noche en ese  lugar aunque me hubiera gustado y les narrare porque.

AL MARGEN DEL EVENTO

Los chicos se reunían en la casa de alguno de ellos, pues las clases se habían suspendido muchos ya en la universidad y yo aun en el colegio, amigos del barrio, un día le preguntaron a chatran (Carrera) sobre el 23 de junio. Oe huevas ¿y tu dónde estabas cuando ocurrió el sismo?
Estaba en la playa cordeleando y de pronto sentí que la arena se movía y que comenzaba a saltar, pasado eso me regrese caminado tranquilo al pueblo, a lo lejos vi una polvareda pero no sabía de que era, pero al llegar vi las casas destruidas por el terremoto con razón que no pesque nada ese  día.

Oe vamos al cerro dicen que ahí se tiran unas tremendas bombas los tíos. Dijo lakijada

Ya pes. Respondió chatran

Macanudo contesto Bedregal.

No se diga mas agrego Noe.

De lo que cuentan es que el primer día fue horrible, hacia frio en demasía, no se podía dormir por los ronquidos de gente que dormía en carpas improvisadas, hechas de esteras, otras de lona. Todos apiñados, juntos.

Me ha dicho un tío que para soportar el frio se tiene que mascar hoja de coca.
¿Hoja de coca? No jodas, no pasa nada mejor vayamos ahora con nuestro botellones de culin para  así pasarla más piola, ¿Quien va a llevar radio para escuchar alguito de música? Dijo  Noe.
Yo, respondió pepino.

Bedregal llevará casetes para escuchar rock del bueno, está bien nos vemos mas tarde para subir al cerro.
De lo que fue una vez se repitieron muchas veces más.

Ya no quiero ir al cerro, hace demasiado frio, además ya no es tan paja, mejor vayamos a la plaza.
Todos reunidos se dirigían a la tienda del Sr. Rodríguez.

Fito pedía dos onzas de hoja de coca, una botellita de culin y un par de chancacas.
Servido mi estimado; decía Jesús, dueño de la tienda preferido por todos, en la plaza se escogía la banca y todos acomodados, algunos sentados otros apoyados en las rejas, comenzaban a chacchar, Graciano con su gracia de siempre comenzaba con las anécdotas, seguido de las de chatran, no siempre los acompañaba pero las veces que si, era simplemente jocoso, un mate de risa de principio a fin, todos ya con los cachetes llenos de las hojas, un poquito de chancaca para darle dulzor al sabor amargo de la hoja y un sorbo de culin puro (anisado a granel) eran la combinación perfecta, al final solo quedaba palitos de las hojas de coca regadas por el piso y debajo de la banca, al día siguiente nuevamente en la misma banca todo se repetía como deja vu.

Pasaron días y se miraba resaltante para cualquier persona que transitaba por esa zona de la plaza y más aun si miraban el lugar de la banca donde cada noche era zona de la nueva costumbre que nació a razón del terremoto y la experiencia en el cerro, a la luz del día se miraba como nacía una pequeña montaña con los palitos de las hojas de coca, era gracioso porque cada noche todos decían, haber mira que hacen las barredoras que no limpian esto, todos reían.
Cristian al comprar una onza para la nueva jornada analizaba el contenido y de ese resultado con suma alegría decía.

Miren esta hoja tan bella esta perfecta, la guardare en mi billetera.

Sobrino que haces comprando esas cosas. Dijo un viejo pescador que pedía su coca y anisado para pasar la noche en la playa pescando.
Tío es para chacchar.
Las risas del pescador.

Yo lo hago por necesidad, por las bajísimas temperaturas que tengo que soportar al pescar o meterme al mar de noche, pero tú ¿porque lo haces?
Por deporte pues mi querido tío cara e perro. 


Pronto las clases volvieron a la normalidad, el colegio no tenia cerco perimétrico todo se había derrumbado, mi aula en el pabellón quedo inhabitable, entonces se armo aulas pre fabricadas donde se brindaban el dictado de clases, mis amigos volvieron a la universidad.
No faltaba un fin de semana en el cual llegaba Cristian con hojas de coca de Arequipa están eran más grandes y todos volvían a repetir la ya vieja costumbre.

Ese fue el terremoto y las cosas que yo viví y experimente, por mi parte termine siendo operado pero un viernes 27 de julio, el sangrado seso, pasaron un par de semanas y ya me encontraba en la FIA  viendo el concierto de libido, al año siguiente en verano solo reabrió la discoteca cannabis en otro local, menos agradable que el destruido por el sismo, las otras dos discotecas por desgracia no reabrieron por no tener lugar para alquilar un local, ese verano fue triste, la punta estaba en un nuevo renacer.

Hoy diez años después de ese evento se ve que la punta esta casi recuperada, salvo algunas casas, que muchos de los casos está en venta u otras que aun no logran la recuperación total del inmueble destruido parcialmente.

Cada año se recuerda ese suceso, hoy son 10 años, una década, se paso el tiempo y la punta volvió a coger a los turistas en las playas, con locales nuevos, modernos, las casas de adobe quedo en el recuerdo, la iglesia de la punta se refacciono.

Pero como ese mundo no para de girar nuevos terremotos y calamidades surgieron a lo largo de estos años y justo hoy  23 de junio un Fuerte movimiento castigó la zona cercana a la isla Fox del archipiélago de las Aleutianas de Alaska, activándose la alerta de tsunami.
Un terremoto de 7.4 grados en la escala de Richter, siendo un fuerte movimiento sísmico se registró a 46.8 kilómetros de profundidad en una zona muy cercana a Alaska, exactamente a las 03:09 minutos de la mañana del viernes hora local (10:09 del jueves hora peruana). Segundos después se registró una réplica de 7.3 grados.

Todos estamos expuestos a que se repita un sismo de magnitudes indeseables, solo queda la precaución como único mecanismo para salvar vidas y prevenir el mayor daño colateral que ocasiona un sismo, ya se ve en el mundo que ya no es necesario esperar 30, 50 o 100 años para que vuelva a ocurrir un sismo en el mismo lugar, ahora es impredecible y mas frecuente que antes.
Fin.

 Por: Luis Llosa

LUGAR DE SUEÑOS


Lugar de Sueños


Y estaba sentado en una banca, al frente suyo el obelisco de Mollendo.
Hacia un poco de frio, por momentos muy breves se precipitaba un poco de garua como diciendo o dando muestra o señal de que en cualquier momento se nos cayera el cielo.
El chico esperando el bus para su viaje; retorno a casa, esperando  esta. Pensando  en ella junto la música de una canción que escuchaba desde su celular, instantes eternos, de Leuzemia. Se sumerge y piensa, fantasea y entra en un campo que nunca intento explorar, lo distrae una luz potente, al instante alzando la mirada  con sobre salto se percata que era un camión y no el bus. Retornó a su estado primario, pero ahora sintiendo el cansancio del día trascurrido en sus ojos, el sueño y cansancio hacen provocar un escalofrió, en ese mismo instante se apaga la música, la batería del celular se termino, sin más remedio, solo le queda esperar un transporte para llegar a casa.
Un taxista al frente de la banca estaba conversando con otra persona, el sonido llenó el silencio que dejo por un segundo el fin de la música, al instante se sumaron el ruido de todo a su alrededor, como que si antes no hubiesen estado, los autos de la avenida, el sonido de los distintos motores, los clacson y sonidos aleatorios de todo llegaban a los oídos del chico.
Se pregunta cuánto tiempo tendrá que esperar, la tos vuelve como algo incontenible. Algo comienza a molestar, el bostezo es inminente, por reflejo se lleva un brazo al rostro, este último con la boca  abierta y así tomar la gran bocanada de aire para que luego expulsar de la manera más larga permitida en ese estado, de pronto siente un adormecimiento, el cuello se tensa, la lengua se contrae.
El taxista ya solo, resguarde sido del frio en su taxi esta, esperando algo o alguien, no se sabe.
El chico se apoya al espaldar de la banca, sus manos en el cuello tratan de verificar el inconveniente, no puede mover la mandíbula, la boca abierta, los ojos saltantes, se para el chico, se ve algo raro en él, se enrójese, trata de hablar, no puede, trata de respirar, no puede, trata de pedir ayuda y solo logra caer a un metro del taxi.
El chofer distraído en un comienzo vio con interés al muchacho que se acercaba, habrá pensado que iba a solicitar sus servicios pero grande fue su sorpresa al verle su cara de pavor y luego desplomarse al suelo.
El cuerpo tendido en el suelo mojado por la baba y las lagrimas,  en su ayuda apareció el chofer y un transeúnte que pasaba por ahí en ese instante, HOSPITAL  se  oyó, el caballero le dijo al chofer  llevémoslo al  hospital de inmediato, le está dando un paro respiratorio.
En ese instante paso el bus que nunca tomaría, en ese instante era introducido en el taxi. En ese instante yo desperté.
El cuerpo del desafortunado estaba pálido, la  mirada perdida con los ojos semi abiertos, se ve que es entrado en una camilla ya en el nosocomio…
Un grito se escucha horrorizando a todos los presentes.
Alguien que lo conocía dio un grito de dolor, el cuerpo sin vida aparente paso por los pasillos de frente a sala de trauma shock.
Horas después un médico le dice a una enfermera; le tendré que decir a la madre que su hijo está vivo, pero por la gravedad del cuadro que presenta dudo mucho que despierte.
¿Entro en un coma doctor?
Así es.

Fin.

04 febrero, 2012

CRONICA # 1


   Crónicas De Viaje
(Camaná)
Era un día jueves  el que tuve que viajar a la ciudad de Arequipa, no tenia mas pretensiones que realizar algunas diligencias allí y luego desviar mi regreso de Arequipa hacia Camaná, no recuerdo la última vez  que pise el  balneario de la Punta, un lugar triste después del terremoto y posterior salida de mar que dejo desolación y destrucción.
Antes previa coordinación me esperaba Samuel,  tenía en la cuidad de Camaná su casa a libre disposición mía para que llegue cuantas veces quisiera, pero por  miles de razones  nunca se podía, mi trabajo en muchas de ellas me lo impedían otras prefería pasarla en ¡La Esmeralda!, lugar de mi predilección.

¡Oh! Estar en Arequipa sentir su bullicio nuevamente  me ponía más atento a todo cambio a mi alrededor, la tranquilidad de mi atmosfera quedo atrás en los miles de kilómetros que recorrí, la diligencia que me amarraba la permanencia en la ciudad se alargo, pronto la lluvia comenzó a caer, como si la piedad a los desprotegidos y sin refugio no tuviese lugar, con sobria rapidez  se paso  el día jueves, algo útil en parte otro nefasto.

Presto para concluir los temas pendientes, a eso de las 10 A.M. me dirigí a la oficina del Sr. Marino, un hombre de regular estatura de espalda ancha y sonrisa maliciosa en su rostro.
-          Doctor, afuera se encuentra un caballero buscándolo, no tiene cita para hoy, es la misma persona que llamo por teléfono hace una hora; pero insiste y  dice que viene de parte del señor Fabiano Martínez. –dijo la secretaria.
Con voz imponente y fría contesto el Sr. Marino.
-          Que pase y… ¿ya me tienes listo los folios que le pedí? Recuerde que la audiencia es en un par de horas.
-          Estoy en eso señor; pero los licenciados aun no me envían todos los documentos para completar el caso sobre el juicio de fraude de la familia Pacheco y...
La interrumpió y despotrico contra la secretaria, la falta de paciencia del Sr. Marino y la desconsideración a su subordinada que tenía un desempeño eficaz, de pronto emano un sonoro grito ante una persona que solo cumplía con su trabajo lo mejor que podía, todo lo demás se le escapaba de las manos y aunque más gritos o injurias que despotricaba el maldecido, no se iba a agilizar la documentación y trámites pendientes ni un ápice.
La secretaria escucho los gritos del Sr. Marino: ¿QUÉ DICE? SABE QUE, SALGA, SALGA AHORA MISMO Y SOLUCIONE SUS PROBLEMAS, PERO ¡LOS FOLIOS LOS QUIERO YA! Y SUPONGO QUE EL INFORME SOBRE EL CASO REYES…
-          … joder pareciera que no supiese hacer su trabajo.
Lanzando adjetivos que la calificaban a la pobre de mediocre e incompetente al final.
En su rostro se notaba lo desencajada que estaba y antes de salir tomo un respiro como para serenarse un poco embozando su disgusto amargo luego de ser llamada mediocre e incompetente.
No paso mucho tiempo que, nuevamente la secretaria entraba en la oficina esta vez acompañada del joven que ignorante de lo ocurrido con anterioridad en el salón, paso sin más preocupación que los asuntos suyos, entro bosquejando una leve sonrisa.
-          Buenos días señor Marino.
Dijo el viajero; previa presentación de la secretaria la que se retiraba del salón y tras de ella se cerraban las puertas.
-          Hola querido amigo, llegas justo cuando se presentan problemillas, que jodido día, encima esta secretaria inútil que hace tiempo debí despedirla, no me tiene listo documentación importantísima para más tarde; pero tome asiento por favor, ¿En qué le puedo ser útil?
-          Gracias. Vera vengo de parte de mi tío Fabiano, me va a disculpar no es mi intención incomodar…
-          Lo sé querido amigo, la culpa no es suya, sino de los inútiles de estos empleaduchos de quinta que me joden la mañana. No se preocupe muchacho acostumbrado estoy a estas cosas, no por nada hace mucho deje de ser un neófito en asuntos del trabajo. Pero cuénteme, así que viene de parte de mi compadre Fabiano.
-          Cierto es Sr. Marino, me encargo que le diera esto personalmente.
Alcanzándole una carta. Este abriéndola con cierta curiosidad, leyendo y releyendo el contenido y luego de breves instantes agrego.
-          Bien muchacho muy interesante la carta, ¿nada más para entregarme?
-          No señor. ¡HA SÍ!, se me olvidaba, acá conmigo también traigo documentación extra.
-          Bueno, al parecer su tío esta intercediendo por Ud.
-          Así es, es sobre…
-          ¿Un trago? interrumpió el doctor.
Que parándose se dirigió hacia una pequeña estancia a lado de una pequeña biblioteca con libros sobre leyes, código civil, código penal, decretos supremos, normas legales, constitución, etc.
-          ¿Un whisky?
-          No, no gracias. No tomo. (Miente)
-          De lo que se pierde, acá tengo uno que me mando un estudiante; vera, enseño en la universidad y de una u otra forma “Me dan su Cariño”.
Sonriendo  tomo un sorbo del trago puro.
-          ¡Ah!  Muy bueno, al menos este brebaje me pone de buen humor pero es una pena que sea el último ahora tendré que esperar la conclusión de los cursos de verano donde siempre hay alumnos que no pueden superar mis exigencias como también “los amigos” futuros colegas que saben los gafes del oficio(y artimañas también) y querrán una ayudadita extra para aprobar la materia y para serte sincero yo les hago la vida de cuadritos para que sean responsables y cumplan, así serán  verdaderos profesionales, pero no me quejo si uno viene y  me da su cariño, algún valiente y nada  imbécil.
Lanzando una carcajada seca.
Regresando a la carta, es cierto que mi tío esta intercediendo por mí, es sobre…
Unos largos minutos de explicación pasaron.
-          .... y como verá, solo quisiera tramitar estos papeles lo mas antes posible, mi asunto me urge por las razones que le comente, además, ya tengo mi viaje programado pasado el meridiano  quisiera tener la certeza que una pronta resolución favorable obviamente para mí.
-          Padrino mejor no habrías podido encontrar, ese perro siete pulgas no lo veo hace siglos, su tío fue y es mi gran amigo, tanto años atrás desde la infancia, no te preocupes velare por el asunto tuyo y daré seguimiento, agilidad y buen término, aunque se puede hacer más rápido, en este caso se demorara, se va a demorar unos cuantos días, de repente una semana o un poquito más, tu sabes cómo son estas cosas; pero que, sale, sale no te preocupes mas sobrino.

-          Gracias señor, ya sabía yo que al ser amigo de mi tío, Ud. Tenía que ser una persona de lo más colaboradora, noble y solidaria.
-          ¿Y a donde se va querido Teobaldo?
-          Pues nada, me regreso nuevamente a la costa.
-          Oh privilegio que tiene usted, ya aquí muchos les gustaría salir de este manicomio, incluyéndome por supuesto.
Eso era mentira porque tenía las oportunidades para ir  pero las ganas de quedarse y fregar al que pudiese le gustaba más.
Unas carcajadas de parte del señor marino.
-          Vera  Teo, como deseo cambiar mi puesto, por regresar a la costa, sabes que yo pertenezco al mar, soy Marino de todos modos, amo el mar, vivo con el corazón desgarrado,  ya son 30 años dejos de mi gran pasión, sabes querido amigo, yo era uno de los mejores nadadores, pero de eso  data hace décadas atrás.
-          Me imagino señor.
-          No me llames señor, yo soy tu amigo Miguel Marino, tutéame, me haces sentir viejo  y no te preocupes por tus papeles, llamare a la secretaria y lo pondré en trámite al instante.
-          Gracias Sr. Miguel, sin su ayuda… perdón, sin tu ayuda miguel esto me tomaría un sin fin de idas y venidas para Arequipa, semanas y semanas.
-          Hasta meses diría yo pero para eso están los amigos, ¿verdad? Sentencio Marino.
-          ¡Cierto! –Dijo Teobaldo.
-          Me saludas al ingrato de tu tío Fabiano, dile  que venga a visitarme.(con su sonrisa maliciosa a flor de piel)
-          Adiós miguel que dios te bendiga, le mandare tus saludos a mi tío y deseo que pronto te encuentres con el mar.
-          No hay de que sobrino, un día de estos me daré una escapada, pero primero pateare ha estos burros sarta de inútiles del juzgado, que se olvidan de quién soy yo, soeces.

Poco tiempo después de salir del despacho, se ve a un Teobaldo aliviado, ahora al frente suyo esta la puerta del poder judicial que instantes antes acababa de salir, vestido medianamente formal, se miro totalmente aliviado por que el asunto que se había complicado de tal manera que no veía fin y ni  rayo de luz al final del túnel, se diluiría al fin, y no gracias a su abogado o mejor dicho ex abogado que con las pendejadas con las que operaba perjudico largamente a su cliente.
Llego a tal punto que la sabia recomendación de su tío lo salvaría y sacaría del fango en el cual se había metido, bueno a sapiencias nuestras, en el fango en el que lo metieron y sumado a la sanguijuela del ex abogado, este nunca hubiera podido salir.
El sol le dio en el rostro reflejado de la luna de un taxi, cegándolo al instante, pasado eso, bajo las gradas y solo camino algunos pocos metros, estaba ya en la plaza España, no se pudo resistir al ver una banca desocupada y bien provista por la sombra de un árbol de molle.
Estando allí lo embarga un sentimiento, de pronto abre su pequeño maletín de mano  y entre las hojas escondido esta un cuadernillo, lo saca, toma una pluma y cierra los ojos, al mismo tiempo lleva la mano Izquierda a su parietal, por un minuto da la impresión de que trata de sacar sus pensamientos, algo que desea desaguar en tinta sobre papel.
Muestra una sonrisa y una gran determinación al ver su mirada al abrir sus ojos. Mano derecha firme comienza a escribir.
Largamente escribiendo línea tras línea impasible en su andanada, la pluma que sin menguar movimiento sigue fiel el ritmo de la mano diestra de su poseedor. Después de varias comas, puntos apartes, punto seguido, abrir comillas y cerrar comillas, algunos borrones por algún lugar;   llega a un momento en que, de pronto pone el punto final a su breve aventura.
El sol arequipeño ataca como nunca, su  luminosidad al máximo, el calor insoportable bajo ella, el viajero a salvo en la sombra del árbol sentado en la banca, allí siente ese airecito frio que lo refresca.
El movimiento en la plaza es constante, personas van y vienen de un lugar a otro ininterrumpidamente, mas allá están los caballeros con sus viejas maquinas de escribir con clientes solicitando algún tipo de carta, solicitud o lo que fuera necesario y lo que pidiesen en el poder judicial, papeles y mas papeles. (Y… ¿las coimas? Y… ¿los arreglos bajo la mesa? ni que decir, eso me asía recordar la cita de hace media hora, llegar a las 10A.M. esperar con santa paciencia para una breve brecha y  me pueda atenderme el magistrado.)
Una pareja de ancianos se presento al frente mío, mi reflejo me impulso a pararme y cederles mi lugar acogedor, resguarde sido del sol, recibí un “gracias joven” al unísono el cual asentí con la cabeza en respuesta de conformidad, nuevamente bajo el sol me fije en la hora que marcaba mi reloj, ya cerca al meridiano entonces aproveche que estando allí y siendo aun temprano decidí visitar  a un amigo, la verdad que de no hacerlo será vano ya que solo pasando la plaza España y siguiendo la calle de San Pedro estaba su casa. Pues hacia allá me dirigí, pasando por la casa en donde nació y vivió María Nieves y Bustamante una escritora arequipeña que narro en sus distintas obras el coraje y lucha del arequipeño, y plasmaba en letra su valentía; esa mujer que vivió desde 1861 hasta sus últimos días en el que falleciera un 28 de octubre de 1947.
Una visita a mi amigo me caería bien para el alma después del tiempo de no ver y ni saber novedad alguna de Harold, me alegraba la idea de reencontrarme con viejas amistades, rostros grabados en mi memoria y en mi corazón.
Puerta cerrada y ventanas cerradas, era señal de que nadie había en casa, igualmente toque, volví a tocar el timbre, tenía la esperanza en que se abriera la puerta, pero pasados largos minutos, mas de los que cualquiera hubiera esperado y aun así nada de nada, toque por ultima ves como para que escuchen los fantasmas de la casona, me di media vuelta dispuesto a marcharme, dirigirme al hotel donde me había quedado, y  telefonear a mi amigo Samuel en Camaná teniendo su número en mi agenda telefónica, la que me había olvidado en la mañana sobre la mesa de noche de mi habitación una vez hecha la llamada a la secretaria del señor Marino.
Al primer paso logro escuchar un ¡Ya voy!, me doy media vuelta y espero, escucho como van sacando la varilla de fierro del otro lado de la puerta, sacar el picaporte y otros cerrojos de esa puerta imponente y antigua.
Se abre una hoja y ante mis ojos esta July.
-          Hola.
-          ¡Hola Teo que sorpresa amigacho!

July lanzándose a los brazos de Teobaldo, la alegría se dejaba notar, la sonrisa inmensa, Teo sorprendido y alegre.

-          Pasa por favor ¿Qué haces aquí?
-          Gracias eh
-          Sonso, que milagro el verte, ya no recuerdo cuando  fue la última vez que te vi. Dice July al mismo tiempo toman asiento en el hall.
-          ¡Sino!, creo fue hace como 3 años.
-          Sí, si cuando nos fuimos a acampar a la playa.
-          La vez en la que tu hermano se enamoro de Lia Proust una francesa de intercambio.
-          Ni me la menciones, esa era una  Chienne.
-          Tranquila, no dije nada.
-          Pobre de mi hermanito, tan ilusionado que estaba.
-          Era una buena amiga.
-          Hombre tenias que ser; claro como era una regalada y estuvo con todos los hombres del grupo.
-          Conmigo NO.
-          ¿Te creo?
-          ¡Qué cosa!, como osas  dudar de mi. (Con tono serio el cual no duro mucho tiempo) ¿Apropósito donde esta Harold? ¿Qué es de su vida?
-          Verdad se alegrara mucho el volverte a ver, no tarda en llegar esta en cursos de verano.
-          ¿Que aun esta estudiado?
-          Pues sí.
-          Vine a verlo.
-          A gracias, pensé que viniste por MÍ.
-          A TI TAMBIEN PUES (con cariño) y tu hermano se paso que piensa ¿Estar diez años en la universidad? Suave. Y pensar que casi me voy ¿Qué paso porque demoraste tanto?
-          Sapos al agua.
-          Cuenta pues.
-          Estaba tomando una ducha pues
-          Oh.
-          Ya había terminado cuando tocaste la primera vez.
-          Menos mal que me quede buen rato, te veo  bien, estas linda.
-          Gracias, pero no puedo decir lo mismo de ti, tu sabes que soy recontra sincera y las cosas las digo en la cara, pero me caes bien y eres simpático.
-          Gracias por lo que me toca.

La risa de la pareja era incesante, y solo se interrumpió al sentir el ruino de unas llaves y luego la puerta de entrada que se abría y cerraba. Y en medio del salón se encontraron los tres.

-          ¡Harold!
-          ¡Teobaldo!
-          ¡Imbécil!
-          ¡Marica!
-          Niños ustedes nunca cambian verdad. Expresó July

Se acercaron el uno al otro y se dieron un abrazo bien prolongado con las palmadas en la espalda en cada uno, su alma de Teo se alimentaba de ese momento,  su felicidad le hacía ver todo distinto, todo diferente, conocer gente nueva es muy bueno pero re encontrarte con los viejos amigos no tiene ni punto de comparación.

-          Antes que me digas nada, dejare mis cosas y nos iremos al centro, este reencuentro se merece una celebración. Dijo Harold
-          Me leíste la mente mi hermano. Agrego Teobaldo.
-          Y ¿yo? Dijo  July sintiéndose ignorada.
-          ¿Tú qué? dijo Harold en tono coloquial.
-          Tu también bienes. Agrego alegre Teobaldo.

No paso mucho tiempo en que los tres salieron de la casa, tomaron un taxi, al bajarse del mismo se encontraron con una plaza de armas arrebatada de gente, al frente de la catedral se encontraba armado un escenario, había música, personas vestidas con trajes típicos arequipeños, toda una algarabía, una tertulia que los tres solo vieron a la distancia, poco después entraron a un restaurante de los portales, el ala derecha para más exactitud.

-          ¿Habías venido aquí alguna vez? Dijo Harold
-          No, pero pase varias veces.
-          Tonto, que vamos a pedir, ya viene el mozo. Agrego July
-          Una cervezas, para el calor y celebrar el encuentro.
-          Magnifico.
-          ¿Que desean servirse los señores? Agrega el mozo al llegar a la mesa.
-          2 cuzqueñas bien heladas por favor.
-          ¿Algo más? Dice el mozo.
-          Por ahora no. Dice Harold
-          Al poco tiempo regresa el mozo
-          Servidos.

Y antes que se retire el MOZO, Teo pregunta.

-          ¿Qué es lo que se celebra o a que se debe la tertulia que hay en la plaza?
-          A vera, es que hoy se celebra el día del pisco peruano. Permiso. (pasa a retirarse el mozo)

Teo cuenta todo respecto a su viaje y el problemón en el que estaba, Harold sorprendido con tanta cosa que uno se encuentra en la vida, el cruce de las conversaciones era interminable y pues uno deposita la confianza en personas que al final resultan ser unas serpientes arrastradas y que solo existen para hacer el mal. Qué bueno el verte, me hacía falta esta medicina, entre tanto examen. Teo espero que nos visites más seguido. Son extractos de la conversación, luego de haber tomado 4 cervezas, y con el último brindis; por la salud, amistad y los buenos momentos. Dan por terminada la bebida, para dar comienzo a la comelona, todos piden una bandeja de chicharrones con zarza con su rocoto relleno alado.